Restaurar la Salud del Autismo es Posible

Dos madres chilenas que han probado el tratamiento de desparasitación y desintoxicación conocido como Protocolo Kalcker, revelan sorprendentes avances en sus hijos autistas.

Vanessa Arancibia y Elizabeth Ugalde, son mamás de Amalia (5 años) y Mateo (3 años), respectivamente, y ambas enfrentan el mismo problema, sus hijos son autistas. Hasta hace un tiempo, ello significaba que estos pequeños nunca se iban a relacionar normalmente con su entorno, y dependerían siempre del apoyo y ayuda de sus familias. Sin embargo, desde hace tres años se aplica en el mundo un nuevo tratamiento, que ha abierto una luz de esperanza en estas madres y sus pequeños.

Los padres de niños autistas tienen una larga lucha por delante, enfrentan un peregrinaje constante por distintos centros médicos y profesionales, someten a sus niños a un sinfín de tratamientos. Sin embargo, la realidad es muy dura, y los avances que logran en general, son muy pequeños, casi inadvertibles por el resto. Esto es lo que les ocurría a Vanessa y Elizabeth, quienes en su larga búsqueda pasaron por distintas etapas, primero con medicamentos, luego con tratamientos como DAN, terapia Aba e incluso medicina alternativa, sin ver grandes resultados, por el contrario, sintiendo que los niños retrocedían cada vez más. Eso hasta que conocieron el Protocolo Kalcker, una terapia creada hace solo tres años, y que a ellas les ha dado sorprendentes resultados.

El diagnóstico fue lapidario, sin embargo, una madre nunca se resigna a cruzarse de brazos y ver a un hijo sufrir, por lo que siguió investigando y buscando métodos, con la esperanza de hallar uno positivo para Mateo. Así fue como se enteró de este nuevo tratamiento, y aunque no está exento de polémica, ella al igual que Vanessa, quiso intentarlo.

“Uno siempre está investigando con los amigos y así llegué al método Kalcker. Lo estamos utilizando hace 5 meses y le quité los suplementos alimenticios y vitaminas. Sé que es poco tiempo, pero puedo decir que ahora es un niño cariñoso, volvió a tener contacto visual, está diciendo algunas palabras, ya no tiene estereotipas (eso de correr de un lado para otro como crisis nerviosas haciendo actos repetitivos) y, físicamente, ya no anda mal de su guatita, no anda hinchado” cuenta satisfecha, Elizabeth, sobre los resultados que el protocolo Kalcker ha provocado en Mateo.

Foto: Getty Images

Por su parte, Vanessa, no se queda atrás, aunque confiesa que fue temerosa y decidió probarlo en ella antes que en Amalia: “me pareció que no era invasivo, no me provocó nada malo y me sentí bien, entonces comencé a dárselo a mi hija” y continúa: “desde que dejó el Protocolo DAN, las vitaminas y comenzó con el método Kalcker, tuvo un cambio de inmediato. Primero que todo, se le fueron esas crisis nerviosas y comenzó a dormir mejor. Luego, comenzó a manifestarse. Antes todo le daba lo mismo, ahora se expresa. Cualquier cosa que no le parezca, reclama. Si no quiere comer, lo manifiesta. Antes no hablaba y ahora comenzó a decir algunas sílabas, intenta decir mamá. Ya no es la niña tranquila que todo le da lo mismo, de alguna manera se expresa” relata con optimismo Vanessa.

Elizabeth también ha visto cambios notables en la rutina de su hijo: “…antes Mateo andaba muy cansado, siempre quería estar en brazos, andaba muy decaído, y ahora que está botando los parásitos, está descansando, juega y tiene más energía”. Agrega: “recomendaría utilizar el protocolo Kalcker, pero le diría a los papás que investiguen, lean, porque he visto los avances en mi hijo. Nuevamente se comunica, le gusta mucho la frutilla y la pide como tilla, le gusta ver televisión, pasar tiempo con su hermano, mira y se da cuenta de lo que pasa a su alrededor y juega adecuadamente”.

Mateo y Amalia son dos de los 10 niños que actualmente utilizan el protocolo Kalcker en Chile, y todos coinciden en resaltar los evidentes avances. En el mundo, en tanto, son más de mil las familias que han optado por probarlo, con mejoras en la salud y actitud de sus hijos. Es más, a solo tres años de su creación, ya se cuentan 140 pacientes recuperados al 100 por ciento.

El doctor Kalcker plantea que el autismo no obedece a un trastorno neurológico, sino a una parasitosis junto con intoxicación de metales pesados.

En “Autism One”, la mayor conferencia mundial sobre la patología realizada en Chicago en el 2013, Kalcker presentó el nuevo concepto de “Vaccinosis Parasitaria” según el cual las toxinas liberadas por estos agentes patógenos más la compleja relación huésped-parásito, son la causa verdadera de los síntomas conocidos como  autismo.

El protocolo Kalcker, creado por él y su esposa Miriam Carrasco, comienza con una base similar a la que postula el método Dan, respecto a una dieta especial, pero sin considerar la vitaminización. En una segunda etapa contempla el uso del cuestionado Clorito de sodio y luego un tratamiento desparasitante.

Esta rutina, según han explicado quienes la utilizan en nuestro país, debe repetirse todos los meses al pie de la letra, e implica un costo que bordea los 50 mil pesos, muy por debajo de los 500 mil que cuesta el método Dan.

Polémica

Su protocolo no ha estado exento de polémicas, pues es revolucionario desde la manera de ver el origen del trastorno hasta su tratamiento, sin embargo, las personas que presentan Autismo, Síndrome de Asperger, TGDs y Déficit Atencional con y sin hiperactividad (dentro del espectro autista) y lo han probado, llevan una lucha constante por darlo a conocer en el mundo.

¿Por qué si este método es tan efectivo, no se utiliza de forma masiva para tratar esta enfermedad? La respuesta a esto es que las organizaciones médicas mundiales difieren con este médico alemán, y aseguran que el autismo es un trastorno neurológico incurable. Además cuestionan el uso de Clorito de Sodio en el tratamiento. Este compuesto, popularmente llamado “Solución Mineral Milagrosa” o M.M.S, por sus siglas en inglés, no está reconocido por ningún organismo de salud, por el contrario, tanto en el resto del mundo, como en Chile, se recomienda no consumirlo por tratarse de un “químico de uso industrial usado como blanqueador y desinfectante”, según ha señalado el Instituto de Salud Pública (ISP).

De acuerdo con las autoridades, su consumo genera nauseas, vómitos, diarrea, e incluso falla renal. Sin embargo, todos quienes lo han probado desestiman la veracidad de estos dichos, pues no han experimentado síntomas negativos.

Conferencia en Chile

Andreas Kalcker llega a Chile, luego de una gestión a nivel latinoamericano originada en el interés de muchos padres y madres que ya han visto el avance de sus niños mediante este tratamiento de desparasitación y desintoxicación.

El biofísico alemán realizará una conferencia el día 27 de septiembre, bajo el nombre de “El Autismo sí es curable”, donde explicará sus postulados, su método y aclarará las controversias que se han generado al respecto.

El evento organizado por la Fundación Desarrollo Luz Dorada, se llevará a cabo en Casa Piedra, entre 9 am y 7 pm, e incluirá coffee break y almuerzo.

Terra
Share on Google Plus